El Instituto de Formación Cofares impulsa con Boiron un curso sobre la homeopatía en geriatría

Boirón Geriatria

sin comentarios

Los medicamentos homeopáticos se utilizan en geriatría con buenos resultados porque no interactúan con otros tratamientos que requiera el paciente ni han presentado efectos secundarios relevantes asociados a su toma.

El Instituto de Formación Cofares (IFC) ha impulsado en colaboración con BOIRON el curso “Homeopatía en geriatría” con el objetivo de proporcionar al farmacéutico la formación e información necesarias para el consejo eficaz sobre esta terapéutica aplicada a las personas mayores, un colectivo cuya esperanza de vida va en aumento. Y es que, en España, se estima que en 2050 hasta 6 millones de personas superarán los 80 años de edad, con el consiguiente aumento de patologías geriátricas y otras asociadas al proceso degenerativo que repercuten directamente sobre su calidad de vida. Para ayudar en su abordaje y aliviar sus síntomas, la homeopatía es una opción de utilidad como terapia única o complementaria de otros tratamientos.

Como ha explicado el Dr. Carlos Aldea Bueno, médico homeópata, especialista en Atención Primaria y Geriatría y profesor del Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía (CEDH), quien ha conducido el curso, “Con la homeopatía se obtienen buenos resultados en pacientes geriátricos, como por ejemplo el alivio activo del dolor en la artrosis”.

Por otro lado, las personas mayores suelen presentar enfermedades degenerativas, cardiovasculares y metabólicas crónicas que, con frecuencia, requieren de varios tratamientos simultáneos y que pueden provocar interacciones medicamentosas. En este sentido, el especialista ha añadido que” los medicamentos homeopáticos son útiles en el paciente polimedicado porque no provocan interacciones con otros tratamientos ni efectos adversos relevantes asociados a su toma.”

De hecho, debido a la dificultad que supone la polimedicación y la existencia de comorbilidad, cada vez un mayor número de médicos y farmacéuticos recurre a la homeopatía para el tratamiento del paciente geriátrico y polimedicado. Así, más del 25% de los mayores de 60 años que conoce la Homeopatía lo ha hecho a través de su médico o farmacéutico.

El geriatra ha compartido que “muchas personas de edad avanzada han acudido a la homeopatía por recomendación de sus hijos y conocidos y, al experimentar los primeros resultados, suelen quedar muy asombrados y repiten la experiencia con ellos por su alto nivel de satisfacción”.

Asimismo, el doctor Aldea ha detallado el abanico amplio de actuación de la homeopatía en el paciente geriátrico “para la prevención de patologías estacionales como los resfriados, gripes y catarros, pero también para el alivio de síntomas de trastornos nerviosos leves como el insomnio y la ansiedad y otras patologías leves intercurrentes como la gastroenteritis. De hecho, los medicamentos homeopáticos se indican habitualmente para aliviar los síntomas de afecciones menores que, en algunos casos, pueden producir complicaciones de mayor gravedad si no se abordan de manera eficaz”.

Finalmente, Asunción Redín, Farmacéutica y Directora del Instituto de Formación Cofares, ha subrayado la necesidad de la formación continua del farmacéutico como agente sanitario más cercano y accesible para las personas mayores puesto que “su consejo en la farmacia es clave en el cuidado de su salud y el bienestar de las personas de más edad y, por ello, el farmacéutico debe de conocer todas las posibilidades terapéuticas a su disposición, y entre ellas, los medicamentos homeopáticos”. Además, ha indicado el creciente interés del profesional farmacéutico en recibir formación en homeopatía, lo que ha resultado en la buena acogida de este curso en sus ediciones de Barcelona y Madrid. Por ello, está previsto implementarlo en el futuro en Bilbao y Sevilla.

Fuente Imfarmacias.es

Deja una Respuesta